Necesario transformar las políticas públicas dirigidas al campo: HPO

Necesario transformar las polticas pblicas dirigidas al campo: HPO

El cambio climático ha generado modificaciones estacionales como sequias, heladas, inundaciones, granizadas, alteraciones en los ciclos agricolas, aunado a la falta de los gobiernos latinoamericanos al no considerar al campo como una plataforma básica para el desarrollo, se logró dejar al sector agropecuario a su propia suerte, lo anterior fueron parte de las conclusiones del VI congreso Mundial de Ingenieros Agrónomos, el cual tuvo como tema principal la "Alimentación e Identidad, el Futuro de la Granja Global"

El vicepresidente para America de la Asociación Panamerica de Ingenieros Agrónomos, Héctor Pedraza Olguín precisó que las hambrunas, el hambre y la desnutrición no se explican esencialmente por falta de la producción de alimentos. En otras palabras, la llamada "seguridad alimentaria" no proviene del lado de la oferta, sino más bien de la capacidad de compra de los que requieren los alimentos. De ahí que el problema de alimentar al mundo, especialmente a los más pobres, no es la falta de alimentos, sino el adecuado acceso a ellos.

EL tambien legislador hidalguense comentó que de acuerdo a pronósticos de la FAO, de no enmendarse esa situación, en 20 años México importara el 80% de los alimentos que consume y no nos hemos puesto a pensar que un país sin soberanía alimentaria simplemente es rehén de vivales de un mercado en el que no importa que la gente se debata entre la pobreza, la hambruna y la muerte.

Pedraza Olguín indicó que el constante aumento al precio del dólar afecta en mayor medida a los productores campesinos pues se incrementará el precio de los insumos de importación más utilizados por la agricultura e industriales del país los cuales se han encarecido hasta en un 50% en los últimos 2 meses debido a la devaluación, por ejemplo: el amoniaco aumento de 10mil a 13mil pesos por tonelada y la mezcla de fertilizantes de 8mil a 12mil pesos por tonelada, la urea subió de 5 mil 500 a 8 mil 500 pesos por tonelada y la mezcla de urea de sulfato de zinc sin fosforo de 8 mil a 12 mil pesos.

Héctor Pedraza consideró que sí se puede levantar a un campo devastado, con reformas estructurales como las realizadas por el presidente Enrique Peña Nieto. "Es tiempo de darle un giro y cambiarle el rostro a un campo pobre y olvidado, con un tejido social destruido; es tiempo de transformar al campo y hacerlo más productivo, de implementar una nueva política agroalimentaria en donde todos ganen", enfatizó.

Aclaró que el modelo del campo debe cambiar en esencia; es importante reestructurar los principales órganos que rigen la producción de alimentos para asegurar la soberanía alimentaria en México. Con el cambio del modelo que rige actualmente al campo en México, y las reformas para este sector, el gobierno pretende aumentar y extender la superficie de riego, reactivar el uso de fertilizantes, facilitar el acceso a las semillas y garantizar los créditos; además se busca elevar la tasa de crecimiento anual del PIB agropecuario.

De igual manera -agregó-, cerca del 80% de los insumos agrícolas, semillas y maquinaria son importadas principalmente de Estados Unidos por lo que el aumento del dólar perjudica al sector primario e impacta a otros que dependen del agro hasta en un 25%, por ello los agrónomos tenemos un papel fundamental en el sector agropecuario, por lo que se suscribió en la carta universal de los agrónomos, los principios de desarrollo profesional ético con respecto a la comunidad de personas de todos los países y continentes, donde se resalta entre otras cosas al ingeniero agrónomo como el diseñador de alimento, garantizador de la custodia de la biodiversidad, protector del suelo y el agua.

Es necesario transformar las políticas públicas dirigidas al campo, para poder atender el riesgo global latente de no producir los alimentos necesarios para los 119 millones de mexicanos en las próximas dos décadas, concluyó el diputado de origen Hñahñu