Impulsar agricultura familiar para abatir la pobreza: Héctor Pedraza

Impulsar agricultura familiar para abatir la pobreza: Hctor Pedraza

El Presupuesto Base Cero es una gran oportunidad de reasignación del presupuesto, destacó, el presidente de la Comisión de Desarrollo Agropecuario y Recursos Hidráulicos del Congreso del Estado, Héctor Pedraza Olguín.

El legislador originario del Valle del Mezquital comentó que la Coneval propone dos objetivos: la reducción de la pobreza y elevar la calidad de las políticas públicas y de los servicios sociales, actualmente se hacen esfuerzos importantes en estas materias, pero hay que redoblarlos para garantizar acceso efectivo a alimentos y educación de calidad, entre otros servicios.

Héctor Pedraza advirtió que actualmente existe un mayor gasto en importar que en la producción de alimentos: las importaciones agroalimentarias aumentaron en forma alarmante, al llegar el año pasado 451 mil 984 millones de pesos, 33 por ciento más que todo el presupuesto rural y ocho veces el gasto productivo

La pequeña agricultura es fundamental para la agroindustria al ser predominante: siete de cada diez productores tienen cinco hectáreas o menos, este sector creció 700 por ciento en las ultimas siete décadas, aporta 39 por ciento de la producción de granos básicos y genera seis de cada diez empleos en el campo.

El también integrante del CEN de la CNC dijo que es necesario una formulación integral del Programa Especial Concurrente para el Campo (PEC), a partir de la cual se rompa de tajo con el sesgo regresivo de los subsidios, evitando así se incrementen brechas de productividad, desigualdad y pobreza.

Detalló que el PEC opera como un anexo técnico del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) e involucra los recursos etiquetados formalmente para el medio rural y que se ejercen desde 13 secretarías de Estado.

Para revertir el sesgo, se necesita un programa que atienda a la agricultura familiar campesina a partir de una estrategia de desarrollo territorial, lo cual implica hacer mucha inversión en capacitación, organización campesina y esfuerzo para que concurra el acceso a servicios financieros, conservación y restauración ambiental, infraestructura y apoyos a la comercialización.

Héctor Pedraza además comentó la necesidad de reorientar el presupuesto para la comercialización, la cual debe de adaptarse a las condiciones actuales de la mediana agricultura para que en el mediano plazo pueda ser la principal productora de alimentos del país, así como fuente de empleo e ingreso para millones de campesinos que actualmente están condenados a subsidios asistenciales que les permiten administrar su pobreza.

Es la oportunidad de impulsar la generación de la producción primaria y con ello, abrir un gran espacio de generación de empleo. El objetivo central es ofrecer a las y los jefes de familia seguridad de alimento para sus familias, concluyó Pedraza Olguín.