Campo Mexicano saliendo de una docena trágica de abandono, de dificultad Lorenzo Córdova demuestra racismo y falta de respeto para los Pueblos Indígenas.

Campo Mexicano saliendo de una docena trgica de abandono, de dificultad Lorenzo Crdova demuestra racismo y falta de respeto para los Pueblos Indgenas.

Manuel Cota Jiménez, presidente de la Confederación Nacional Campesina, continúo con sus giras de trabajo para manifestar el apoyo a los candidatos del PRI en el Estado de Hidalgo, durante encuentros sostenidos en los Municipios de Tezontepec de Aldama, Alfajayucan y Francisco I. Madero, brindó su apoyo a Fernando Moctezuma, Guadalupe Chávez y Pedro Luis Noble, respectivamente. El dirigente de la CNC, aseguró que hoy el campo está teniendo respuestas y cumplimiento a los compromisos, tras 12 años, de "una docena trágica de abandono, de dificultad".

Al termino del encuentro realizado en Alfajayucan, el Subsecretario de Asuntos Indígenas del CEN de la CNC, Héctor Pedraza Olguín, comentó que el campo hidalguense ha logrado avanzar considerablemente en materia de fomento agrícola, ganadería, sanidad, apoyos a proyectos productivos, inversiones y comercialización de los productos del campo, pero aun faltan cosas por hacer, reconoció.

Ahí el también legislador de origen Hñahñu, lamento las expresiones realizadas por el presidente consejero del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova, las cuales muestran racismo, así como una total y absurda falta de respeto hacia los pueblos que le dan identidad al país. Córdova -dijo Pedraza- demostró su completo desconocimiento de la forma de ser de los más de 16 millones de indígenas mexicanos.
Héctor Pedraza comentó que si bien es reprobable que existan robo en las comunicaciones privadas, eso no justifica el uso de lenguaje ofensivo hacia los pueblos originarios, los cuales hemos venido trabajando en su reivindicación e inclusión en todos los segmentos de la población y vida política en México.
El desarrollo de los Pueblos Indígenas, debe acompañarse con múltiples esfuerzos institucionales, pero sobre todo, de una política de Estado que tome en cuenta la vocación campesina de los pueblos indígenas y sus saberes ancestrales; que los fortalezca y adopte medidas contundentes para garantizarles un espacio más favorable; recordemos que "sin maíz no hay país y sin pueblos indígenas tampoco", finalizó Héctor Pedraza.