SIGNOS DE NUESTRO TIEMPO Francisco Luna Tavera: un solidario con la cultura hñähñu

POR: RAYMUNDO ISIDRO ALAVEZ

La solidaridad es un término que tiene varios significados, todo depende del área de conocimiento en que se quiera aplicar dicho vocablo, es un valor universal que se ha cultivado con el tiempo, el ser solidario demuestra amistad cívica hacia el otro o los otros.

La palabra solidaridad incluye la igualdad de condiciones en las acciones en que uno emprende, es una forma de estimación personal y social. A veces, la solidaridad incluye el sentimiento de fraternidad, esto consiste, en no buscar mayores ventajas de los otros, sino, la de colaboración para beneficio de los peor situados en la jerarquía social. La solidaridad desde el enfoque cultural es un elemento de comunicación por excelencia.

Para ser explicada la solidaridad, es indispensable entender la fraternidad, la expresión fraternidad es un modo de relacionarse, todos los seres humanos están relacionados, lo mismo que vinculados, sea de forma directa o indirecta, pero, a fin de cuentas están enlazados o interrelacionados. Las interrelaciones con los otros de la misma afición o adición, son fértiles, necesarias, satisfactorias, son útiles y agradables.

Para concluir una de mis investigaciones y ser publicada, me vi en la premura de buscar el apoyo de otros que han realizado trabajos similares, por eso, conocí a Anastacio Botho Gaspar, nativo de el Nith Ixmiquilpan Hidalgo, en el intercambio de impresiones, mi interlocutor me comentó de un amigo suyo radicado en el municipio de Alfajayucan, -en ese tiempo él estaba realizando un trabajo en conjunto-, nos trasladamos hacia su domicilio en Alfafayiucan (5 de julio de 2005).

En el trayecto Botho Gaspar me aportó datos del visitado, había sido presidente municipal y se había vuelto en un dinámico y productivo promotor de la cultura hñähñu. Al llegar a la citada morada nos recibió un señor octogenario desgranando maíz, comentó que el visitado no se encontraba y propuso que lo esperáramos.

Hicimos tiempo al ir al centro de este municipio, a las dos horas regresamos y nos recibió un hombre de rasgos fuertes, bigote poblado, de vestimenta sencilla y en la cabeza un sombrero de palma recia, conocido por: 'sombrero de tornillo'.

Así es como conocí a Francisco Luna Tavera, cultivador de varios campos de la cultura hñähñu, en el lenguaje, en poesías cortas, traducciones, historias, mitos, costumbres y practicante de rituales de casamiento a la usanza antigua.
Además, divulgador de algunas pinturas rupestres de la región del Valle del Mezquital, coleccionista de documentos antiguos de la etnia otomí, de pequeñas piezas esculpidas, y de efigies religiosas bordadas. En los Estados de México, Guanajuato y San Luis Potosí y en el Instituto Nacional de Investigaciones Filológicas, de la UNAM he escuchado de sus aportes que distingue la cultura hñähñu y sus variantes. Además, académico de la Universidad Tecnológica del Valle del Mezquital Hidalgo y asesor cultural de la Asociación Civil: Consejo Supremo Hñähñu (CSH).

En mis esporádicos encuentros con él había intercambio de pareceres durante la conformación de la asociación civil denominado 'La nación Otomí', en las urgencias ilustradas (congresos), en encuentros de grupos autóctonos, la más reciente de ellas, fue en Parque Ecológico de la etnia totonaca en el Tajín Veracruz, allí se llevó a cabo 'La 3ra. Cumbre Nacional Indígena' (9, 10 y 11 de octubre 2014).

En aquella ocasión los dos evitamos estar mucho tiempo en el interior del pequeño auditorio porque era refrescado por el aire acondicionado, a los dos nos afectaba ese servicio. En aquella ocasión, no perdí la oportunidad de preguntarle la razón de su aseveración de que el 'nacimiento del Huitzilipochtli fue en el cerro de Coatepec ubicado en el municipio de Chapantongo'.

El deceso de Francisco Luna Tavera sucedido el primero de mayo pasado en Ixmiquilpan Hidalgo, de este hecho me enteré durante mi corta estadía en la ciudad de Guanajuato, me dicen -entre los acompañantes- de ese duro momento para sus familiares; ahí estuvo el presidente del CSH, Prof. Luis Vega Cardón.

Acudí a Guanajuato por razones académicas y editorialista, estuve en el Museo Iconográfico de El Quijote de la Mancha, la noticia del deceso de Luna Tavera me la compartió el Dr. David Charles Wright Carr, especialista de la cultura hñähñu. De la producción intelectual del ya desaparecido comparto el siguiente poemínimo con respecto a la muerte:

Muerte
Mi muerte, tu muerte, la muerte. Nuestra muerte, la vida.

Ra du

Mä du, ri du, ra du. Mä duhe, ra te.