Más productividad y menos asistencialismo para el campo: HPO

Ms productividad y menos asistencialismo para el campo: HPO

El campo mexicano, en la actualidad presenta dos realidades: existen productores dinámicos que generan alto crecimiento y con éxito en el comercio internacional, como en hortalizas y frutas, y otro sector con baja productividad y condiciones de pobreza vinculados principalmente a sembrar para el autoconsumo.

Lograr un equilibrio requiere de incentivar la productividad e ir desechando prácticas asistencialistas, afirmó el diputado local, Héctor Pedraza Olguín, luego de que el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, presentara en Guadalajara, Jalisco, el Programa Nacional de Desarrollo, el cual establece la política de financiamiento para el campo y la pesca, a través de la nueva Financiera Nacional.

El también presidente de la Comisión de Agricultura y Recursos Hidráulicos del Congreso del Estado, destacó que, si bien los agricultores comerciales son responsables de una mayor proporción de la producción, los empresarios medianos, pequeños y de subsistencia, controlan la mayor parte de los recursos naturales,
El 70 por ciento de productores que no recibe recursos públicos, equivale a cuatro millones de campesinos que sobreviven con ingresos que no les permiten salir de la pobreza.

Por ello, agregó el legislador de origen hñahñu, el país se encuentra en un momento clave para que el sector agroindustrial reciba un giro que logre cambiar el paradigma actual. El esquema de financiamiento incide en que los productores desestimen el acceso a apoyos; "el campo debe dejar el asistencialismo para incentivar la productividad", enfatizó.

Mencionó que la nueva Financiera Nacional otorgara crédito al sector primario, con una tasa de interés de un solo dígito. Esto significa que todos los sectores agropecuarios y pesquero tendrán tasas menores al 10 por ciento anual, lo que implica un ahorro de hasta 40 por ciento; actualmente las tasas en promedio son de 14 por ciento.

Así mismo, se consideró un estímulo superior a las mujeres que son pequeñas productoras del campo, las cuales tendrán un descuento adicional de medio punto porcentual en las tasas de interés. Todo ello, como resultado de la Reforma Financiera.
El que se busque ahorrar costos a los productores del campo, es positivo, reiteró Pedraza Olguín, especialmente porque la banca comercial difícilmente puede prestar a los productores del campo, por los problemas de propiedad y de recuperación de créditos.

Sin embargo, es vital que en la reforma para el campo incluya políticas públicas que atiendan los rezagos estructurales y coyunturales del sector agrícola. De esta manera sería posible incrementar la aportación que hace el sector agropecuario al PIB de México, que actualmente solamente es del 3 por ciento, mientras que en otros países latinoamericanos ese porcentaje es cinco veces mayor, como en Brasil, de 7 por ciento, y en Chile llega a 15 por ciento.