UNIFICACIÓN EN LA FORMA EN EL PROCESO PENAL MEXICANO

Hoy el sistema de justicia penal vive una de sus grandes reformas estructurales, la Unificación del Código de Procedimientos Penales, misma que va encaminada a la implementación de la reforma constitucional del 2008, que da cabida a los llamados juicios orales acusatorios o adversariales, con la que se pretende que los juicios penales sean agiles y que los justiciable, las víctimas y los ofendidos tengan acceso a una justicia de manera pronta y expedita como lo manda el artículo 17 de la Constitución General De La Republica.

En nuestro sistema de justicia penal ya contábamos con un código de procedimientos penales federal, que era aplicado únicamente a los delitos del orden federal, sin tocar los procesos penales en materia común, ya que cada estado tenía su propia ley procesal penal, a hora con la uniformidad del proceso penal se dejara aun la lado la pluralidad en esta materia que lo que en muchas ocasiones provocaba un tratamiento diferente a cuestiones comunes.

Ahora la implementación del Código único de procedimientos penales, va a requerir que se adicione al art. 73 constitucional una fracción ex profeso, que de facultades al congreso de la nación para legislar en toda la república mexicana materia penal procesal y con ello lograr la funcionalidad de esta legislación.

La tarea aún no termina, ya que el siguiente paso es la unificación del fondo en materia penal, es decir la creación de un Código Penal Federal, que venga a darle a los ciudadanos una verdadera seguridad jurídica, ya que cada estado le da un tratamiento diferente a los tipos penales, a la responsabilidad penal, a las penas y medidas de seguridad, a tal grado de que hay conductas que son consideradas como delito en un estado y en otro no lo es, estados que tienen contemplada la figura de cadena perpetua mientras en otras entidades federativas prevé como pena máxima de prisión 70 años, al darse tratamientos diferentes lo único que se genera es una desigualdad y un código penal único nos llevaría a que todos seamos iguales ante la ley.